banner noalcubo

Actualidad

Imprimir

Complementos alimenticios ¿verdad o mito?

Muchas personas toman complementos alimenticios para sentirse bien y cuidar su salud, sobre todo con la llegada de la primavera pero, con tanta variedad y tantos mensajes sobre sus beneficios, ¿cómo puede un consumidor saber lo que es seguro y eficaz?

 

En este artículo hablaremos sobre cuestiones tan fundamentales como qué es un complemento alimenticio, cuáles son aquellos que han demostrado su eficacia y cómo deben tomarse en caso de que sean necesarios.

 

Empezaremos definiendo lo que es un complemento alimenticio. Se trata de productos que:

  • Están destinados a complementar la alimentación.
  • Contienen uno o más ingredientes dietéticos: vitaminas, minerales, hierbas o plantas medicinales, aminoácidos y algunas otras sustancias.
  • La disposición recoge la necesidad de que estas sustancias se administren en una cantidad suficiente para que surtan efecto, pero sin que su ingesta resulte excesiva y potencialmente peligrosa para la salud.
  • Se ingieren de forma oral, a través de pastillas, cápsulas, polvos, cápsulas de gelatina, líquidos, etc.
  • Poseen una etiqueta que los identifica como complementos alimenticios.

La investigación ha demostrado que algunos de los complementos alimenticios son eficaces para prevenir o tratar enfermedades, por ejemplo, la suplementación con ácido fólico (vitamina B9) durante el embarazo previene ciertos defectos congénitos. El consumidor no debe olvidar que lo más importante es seguir una dieta variada y equilibrada y que la  utilización de complementos alimenticios debe estar supervisada por un profesional sanitario.

"Jamás los alimentos pueden ser utilizados como fármacos o los fármacos pueden ser utilizados como alimentos" asegura José Ignacio Arranz, Jefe de Gabinete de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición). Puedes ver qué complementos alimenticios están regulados clickando aquí.

 

Consideraciones sobre la toma de un complemento alimenticio

  • Informe a los profesionales de salud que le atienden.
  • Lea detenidamente las instrucciones de la etiqueta.
  • “Natural” no siempre significa “seguro”. Además, el hecho de que un fabricante utilice el término “estandarizado”, “verificado” o “certificado” no garantiza la calidad del producto.
  • Un suplemento de hierbas podría contener decenas de compuestos y no conocer sus efectos en el cuerpo. Y podría ser que la etiqueta no informe sobre el contenido real del frasco.

Etiquetado

El etiquetado de los complementos alimenticios (vitaminas y sales minerales) están  armonizados en la Unión Europea (UE). La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) los analiza y autoriza previamente. Además, La Comisión se encarga de fijar los criterios de pureza de estas sustancias (Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 10 de junio de 2002 relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de complementos alimenticios).

Sin perjuicio de lo dispuesto en la Directiva 2000/13/CE, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, el etiquetado de los complementos alimenticios deberá incluir:

  • la palabra “complemento”, la categoría de los nutrientes del complemento o el nombre de los mismos, y la cantidad de cada nutriente (en forma numérica o en forma de porcentaje de la dosis recomendada por el fabricante para consumo diario);
  • la dosis del producto recomendada para consumo diario y una advertencia de los posibles riesgos que presente para la salud un consumo superior a la dosis diaria recomendada;
  • la afirmación expresa de que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustituto de una dieta equilibrada;
  • la afirmación ”este producto no es un medicamento“ en aquellos casos en que la forma de presentación sea similar a un formato farmacéutico;
  • la indicación de que el producto se debe mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

Por otra parte, el etiquetado de los complementos alimenticios no incluirá nunca ninguna indicación que atribuya a los complementos alimenticios la propiedad de prevenir, tratar o curar una enfermedad ni ninguna afirmación que declare o sugiera que una dieta equilibrada y variada no aporta las cantidades adecuadas de nutrientes en general.

 

Complementos Alimenticios

¿Verdad o mito?

 

1.Lecitina de soja: derivado de la soja (legumbre). De ella se extrae, por presión, un líquido espeso que se somete a decantación para separar el aceite y la lecitina. Se encuentra de forma granulada.

Composición: la soja es un alimento muy proteico, es rica en lecitina y ácidos grasos omega-3 y omega-6, rica en minerales, baja en sodio y alto contenido en fibra. En cuanto a la lecitina de soja está constituida por fosfolípidos y es una excelente fuente de ácidos grasos esenciales (linoléico y alfa-linoléico).

Usos propuestos: se le atribuyen propiedades saludables, relacionadas especialmente con la salud del corazón. También se recomienda en la prevención de  cálculos biliares, para mejorar la salud del hígado. Se recomienda para la prevención del Alzheimer. Se le considera un  potente antioxidante.

Existe una sólida evidencia científica como fuente dietética de proteína y en la disminución del colesterol alto. También es buena para la diarrea en niños pequeños. Y resulta de dudosa evidencia científica como: antioxidante, en la prevención y tratamiento del cáncer, en la enfermedad cardiovascular, en la función cognitiva, como mejora del rendimiento físico, como terapia para los cálculos biliares, en la presión arterial alta, etc.

Para más información sobre la lecitina de soja, ver el siguiente enlace.

 

2. Polen de abejas: es un polvo muy fino producido por los órganos masculinos de las flores y encargado de fecundar las células reproductoras femeninas. Es extraído por las abejas.

Composición: hidratos de carbono 35%, proteínas 20%, vitaminas del grupo B, vitaminas C, D y E, minerales  y sustancias antibióticas.

Usos propuestos: alergias, mejora de la memoria, aumento en el rendimiento deportivo, infecciones respiratorias.

Estudios sobre el uso del polen de abeja para mejorar el rendimiento deportivo descubrieron que éste no tiene beneficios significativos. Y en cuanto a los efectos sobre la memoria no han sido investigados. En la teoría de que comerse el polen le ayudará a formar inmunidad en contra de ellos, sea consciente de que existe la posibilidad de tener una acción alérgica severa al polen de abeja en sí.

Para más información sobre el polen de abeja, ver el siguiente enlace.

 

3. Bayas de Goji: fruta desecada de un arbusto procedente de China.

Composición: contiene 14% de proteínas, antioxidantes naturales: vitamina C, Selenio, Zinc, gran cantidad de vitaminas y minerales, 6% de ácidos grasos omega- 3 y omega- 6, 8% de fibra, 20% de hidratos de carbono.

Usos propuestos: se le atribuye la propiedad de conservar la juventud, mejorar la vista, regular tanto el sueño como el apetito, cuidar los riñones y el hígado y para sentirse mejor en general y tener energía.

Como un alimento ampliamente usado pero que ha irrumpido recientemente en el mercado español. Se cree que es un complemeto alimenticio relativamente seguro puesto que es un fruto, pero no hay estudios suficientes en humanos que lo avalen.

Para más información sobre las bayas de Goji, ver el siguiente enlace.

 

4. Jalea real: sustancia segregada por las glándulas de la cabeza de las abejas, sirve para alimentar a sus futuras reinas.

Composición: agua un 70%, proteínas 12% (de alto valor biológico), hidratos de carbono 8´5%, lípidos 5%, minerales y vitaminas 2-4%.

Usos propuestos: estados de astenia, fatiga mental y física ya que estimula y revitaliza.

Desde hace algunos años la jalea real ha tenido una enorme fama como panacea que curaba casi todo. Se ha escrito mucho sobre sus propiedades, dando a este producto una fama de producto mágico o curalotodo, propiedades que según sus relatores no pueden ser explicadas a través de su composición química, y se atribuyen a que existe un factor X, completamente desconocido en el 3% de sus componentes que, aún con las tecnologías más avanzadas no se han podido detectar en la jalea real y que son los que la convierten en un "superalimento", como la denominan algunos de sus seguidores.

La mayor parte de las investigaciones llevadas a cabo, no tienen validez científica. Para más información, ver el siguiente enlace.

 

5. Guaraná: es una planta de la selva amazónica de la cual se emplean sus semillas.

Composición: agua 9%, proteínas 12%, lípidos 3%, hidratos de carbono 73%, 350 kcal por 100 g.

Usos propuestos: tiene propiedades tanto antidepresivas como estimulantes físicas y psíquicas. Es antioxidante, cicatrizante, adelgazante, diurético, etc.

Su composición química todavía no ha sido totalmente estudiada, por lo que recomendamos una gran precaución antes de ingerir esta sustancia y sobre todo, evitar su uso por parte de personas hipertensas.

Encontrarás más información en el siguiente documento.

 

6. Ginseng: raíz de una pequeña planta herbácea.

Composición: proteínas 0´2%, lípidos 0´1%, hidratos de carbono 63%, 269 kcal por 100 g.

Usos propuestos: incrementa la vitalidad, la actividad mental y fortalece el estado físico.

Existe buena evidencia científica respecto a su uso como antioxidante en las afecciones cardiacas, que disminuye los niveles de azúcar en la sangre y que fortalece el sistema inmunológico, pero siempre se necesitan mejores estudios para hacer una recomendación firme.

Para más información, ver el siguiente enlace.

 

7. Levadura de cerveza: fermento que permite elaborar la cerveza a partir de la malta, se comercializa en escamas, encapsulada o en polvo.

Composición: proteínas 48-55% (de alto valor biológico), hidratos de carbono 32-40%, lípidos 4-8%, importante cantidad de vitaminas del grupo B y minerales, valor energético 360 a 380 kcal por 100g de alimento.

Usos propuestos: favorece el fortalecimiento de la piel, las uñas y el cabello, baja el colesterol, mejora el sistema nervioso, regula el sueño y mejora la circulación sanguínea.

Existe información científica confiable y relativamente consistente que muestra un beneficio importante para la salud frente al colesterol alto y la diabetes. Y estudios insuficientes sobre sus beneficios sobre la diarrea (infecciosa).

Para más información sobre la leticina de soja, puedes ver el siguiente enlace.

 

8. Espirulina: se la conoce como alga verde-azulada. Se presenta en forma de cápsulas, tabletas o en polvo.

Composición: proteínas  65-70%, minerales como Potasio, Calcio, Zinc, Magnesio, Selenio, Hierro…, vitaminas del grupo B y E, lípidos 7% en forma de ácidos grasos esenciales.

Usos propuestos: indicada para situaciones que requieren óptimos niveles nutricionales: deportistas, niños, embarazo, periodos de gran actividad física o intelectual, etc.

No hay suficientes estudios bien documentados que respalden la eficacia y seguridad de la espirulina.

Puede encontrarse información adicional en el siguiente enlace.


9. Bayas de Acai: fruto de una palmera tropical.

Composición: 8% proteínas, 52% hidratos de carbono, 32% grasas de alto contenido en antioxidantes, minerales esenciales (Hierro, Potasio, Fósforo), vitaminas (grupo B, vitaminas C y E), aminoácidos  y ácidos grasos esenciales (omega 6 y 9).

Usos propuestos:  se le atribuye un gran poder antioxidante lo que hace que nos mantengamos más jóvenes y favorece la desintoxicación del organismo.

Aún faltan estudios que evidencien la influencia concreta en nuestra salud de sus compuestos, las dosis a las que funcionan, su eficacia, su biodisponibilidad y su mecanismo de acción dentro del organismo humano.

Alguna información adicional puede obtenerse en la siguiente web.


FUENTES

1. Consumer Eroski. Las propiedades de la lecitina de soja.

2. Botanical-online. Características de la lecitina.

3. Innatia. Propiedades del polen.

4. Bayas de Goji. Las bayas de Goji

5. Biosalud, instituto de medicina biológica y antienvejecimiento. Zumo de Goji, la baya antioxidante del Himalaya.

6 Consumer Eroski. Complementos dietéticos.

7. EBM. En buenas manos.

8. Alimentación sana. El secreto de la espirulina.

9. Nutrición y dietas. Nutrición, dietas y alimentación sana.