banner noalcubo

Actualidad

Imprimir

¿Infusiones en verano?

Las infusiones o tisanas son bebidas a base de hierbas, que se hacen dejando determinados vegetales en agua, por lo general caliente, para que las sustancias aromáticas y/o medicinales de la planta pasen al líquido.


Infusiones, tisanas y decocción

Aunque llamemos infusiones comúnmente a cualquier bebida preparada sumergiendo una parte de una planta en agua hirviendo, se puede distinguir entre:
•    Infusiones: Las infusiones se obtienen sumergiendo las hojas o las flores de diversas plantas en agua hirviendo o a punto de hervir. Entre las infusiones más consumidas podemos citar: té, manzanilla, menta, poleo, mate, anís verde, rooibos.
•    Tisanas: Las tisanas se obtienen sumergiendo hierbas en el agua hirviendo, en vez de hojas o flores. Entre las tisanas más conocidas se podría citar la achicoria o el eneldo.
•    Decocción: En el caso de las raíces o partes duras de las plantas el proceso de infusión se denomina decocción y suele estar acompañada de una reducción del volumen del agua para aumentar la concentración de sustancias saludables. El regaliz es un ejemplo.
alt

 


Tipos de infusiones que nos podemos encontrar

 

Las infusiones más populares, aparte del té y todas sus variantes, son otras muchas infusiones o tisanas que han sido la farmacia del pasado. A través de la sabiduría popular las gentes descubrían propiedades beneficiosas de las diferentes plantas que aplicaban para combatir todo tipo de males. Con efectos reales o no, lo cierto es que esta sabiduría popular es aprovechada por las modernas técnicas de análisis y nuevas tecnologías para el diseño de nuevos fármacos beneficiosos para la salud.

 

Algunas ideas para el verano

Con el calor, incrementamos notablemente nuestro consumo de líquidos. El problema es que habitualmente recurrimos a bebidas carbonatadas (con gas) o azucaradas que suponen un importante suplemento calórico que además es innecesario. Para estar debidamente hidratados, y, puesto que en verano no apetece tomar bebidas calientes, podemos realizar infusiones con algunas de las plantas siguientes: albahaca, anís, artemisa, borraja, cilantro, comino, eneldo, hierbabuena, hinojo, laurel, manzanilla, menta, orégano, romero, salvia, té, tila, tomillo… y, a continuación, añadir edulcorante y un hielo. Con ello nos aseguramos una bebida sana, natural, llena de propiedades y que nos hidratará con mucho sabor.