Imprimir

Recomendaciones de la AESAN

. Posted in Artículos

Recientemente Sanidad ha endurecido sus alertas alimentarias tras revisar el efecto de los metales pesados en la salud. Recomienda que ni embarazadas ni niños coman atún ni pez espada, y desaconseja las acelgas y espinacas para la elaboración de las papillas para los bebés.

atun

La Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha endurecido las recomendacones sobre el consumo de ciertos alimentos por su tendencia a la concentración de metales pesados como el mercurio (pez espada y atún), el cadmio (los crustáceos) y los nitritos en el caso de algunas hortalizas. El metal, generado en su mayor parte por la actividad industrial es especialmente peligroso para niños y mujeres embarazadas y puede conducir a alteraciones graves en el desarrollo del feto y de los niños de corta edad. El metal se almacena en el hígado y el riñón y puede causar disfunción renal.

La AESAN recomienta que los niños de entre 3 y 12 años limiten el consumo de pez espada y atún a 50 gramos a la semana como máximo.

Según explica Greenpeace los españoles acumulan entre 6 y 10 veces más mercurio en su organismo que los ciudadanos de otros países europeos.

En el caso de las acelgas y las espinacas, se recomienda que se guarden en la nevera puesto que conservadas a temperatura ambiente pueden duplicar la cantidad de nitritos. Además de poder producir cianosis, una enfermedad poco frecuente, los nitritos son un irritante gástrico que se ha vinculado incluso a algunos tipos de cáncer.

Sin embargo ¿son estas recomendaciones suficientes para garantizar la salud pública? Greenpeace considera que habría que revisar la legislación para poder actuar de forma coordinada y conseguir objetivos como la reducción de los agentes químicos, y no basar todo el sistema en unas recomendaciones que no inciden en el problema principal: la contaminación.

Fuentes: El País y Greenpeace